Llamada gratuita 900 102 722 / Email info@vabogados.com

La historia de los afectados por preferentes de Fagor

La historia de los afectados por preferentes de Fagor

La quiebra de Fagor no impide a sus afectados por las preferentes de Fagor recuperar su dinero en la vía judicial.

Tal y como sucedió en el caso de Eroski, Fagor emitió aportaciones financieras subordinadas (preferentes de Fagor) para conseguir liquidez, algo que logró gracias a la labor de las entidades que las comercializaron. La compañía lanzó dos emisiones de este producto en 2004 y 2006 por valor de 185 millones de euros, ascendiendo el número de afectados a 10.000, que invirtieron una media de entre 12.000 y 18.500 euros. Pero ni siquiera esta inyección económica sirvió para salvar los muebles de la compañía, que años más tarde quebraría llevándose por delante el dinero de miles de familias. Esta es la historia de la caída de Fagor, una de las compañías de referencia en el sector, y la de los afectados por sus preferentes.

Historia de los afectados por las preferentes Fagor

Pese a la quiebra de la firma, los afectados por preferentes de Fagor pueden seguir recuperando su dinero.
Fuente; Wikipedia.org

El batacazo en el sector español de los electrodomésticos, agudizado por la burbuja inmobiliaria y la caída en la demanda de productos de gama media con la llegada de la crisis, empezó a complicar la situación de Fagor. La compañía entró en pérdidas en 2009 y cerró 2012 con 89 millones de euros en números rojos. Fue entonces cuando presentó ante el Gobierno Vasco un plan de viabilidad para superar sus problemas económicos, y prácticamente un año más tarde presentaba su concurso de acreedores ante el juzgado. Un proceso que concluía en verano de 2014, cuando el juez Pedro José Malagón adjudicaba la cooperativa del grupo Mondragón a la firma catalana Cata.

La situación de los afectados por preferentes de Fagor se ha ido complicando conforme asomaba la maltrecha situación de la firma. La caída de Fagor tenía consecuencias directas sobre el producto que compraron engañados; por un lado, porque en caso de quiebra de la compañía emisora, los tenedores de preferentes de Fagor se situaban al final de la cola en la preferencia de cobro y por otro, al entrar en concurso de acreedores el pago que la compañía devengaba periódicamente a los suscriptores quedaba paralizado.

Además, el carácter perpetuo de las preferentes de Fagor implicaba que podían extenderse hasta la aprobación de su liquidación, pero las entidades prefirieron obviar datos como éste, vendiéndolas a sus clientes como productos seguros. La propia naturaleza del producto impide que sea comercializado por las cooperativas, así que no fue Fagor quien vendió sus preferentes sino que lo hicieron entidades como el BBVA o Caja Laboral, a quienes la justicia está condenando.

Demande con V Abogados como afectado por preferentes de Fagor.  Fuente; wikimedia.org Fuente; Wikipedia.org

Demande con V Abogados como afectado por preferentes de Fagor.
Fuente; wikimedia.org
Fuente; Wikipedia.org

Tanto la compañía, como las entidades bancarias que vendieron sus preferentes, como las administraciones no han mirado de cara al problema de miles de afectados, que están obteniendo en los tribunales sentencias favorables a sus intereses.

Las sentencias respaldan a los afectados, condenando a las cajas y bancos que vendieron preferentes de Fagor porque comercializaron este producto complejo a perfiles inadecuados. En casi todos los casos quienes compraron preferentes de Fagor nunca antes habían invertido en productos complejos, ni tenían conocimiento de ellos, ni tampoco cualificación financiera para entenderlos. A esto hay que sumar que las entidades les vendieron este producto sin informar de sus riesgos.

Usted, como afectado por preferentes de Fagor, debe saber que recuperar el dinero que invirtió engañado en este producto es posible en la vía judicial. Contacte con V Abogados y sepa cómo podemos ayudarle a conseguirlo. Somos un despacho multidisciplinar especializado en derecho bancario y representamos a miles de afectados como usted. Llámenos sin compromiso al teléfono 900 102 722; la primera consulta es gratuita.